El chamanismo en el corazón de un mundo de percepción y energía

chamanismo_citas_castaneda_camino_corazon

“Para el hombre racional es inconcebible que exista un punto invisible en donde se encaja la percepción. Y más inconcebible es que ese punto no esté en el cerebro, como se podría suponer si llegara a aceptar la idea de su existencia. El hombre racional en su abismal ignorancia, ignora por ejemplo que la brujería* no es una cuestión de encantamientos y abracadabras, sino que es sobre la libertad de percibir no sólo el mundo que se nos da por sentado, sino todo lo que es humanamente posible…”

Las enseñanzas de Don Juan,
Carlos Castaneda.
Citas chamanicas y citas espirituales
Energía, percepción y camino de corazón.

* Brujería: traducir chamanismo o magia en el sentido del antiguo Egipto o en el sentido cabalístico.

Buenos días a todos,

Hoy les propongo una creación digital que trata del “camino de corazón” y de la percepción, tanto como de la relación al mundo y los demás por quien está en este camino de corazón.

A veces sale más fácil expresar las cosas por medio de arte gráfico o poesía que usando largos discursos, y sobre todo cuando se trata de percepciones más allá de nuestros cinco sentidos habituales. De un modo, el arte cae con menos facilidad en las trampas de la mente que cuando se les da un poco de alimento empesa siempre a digerir y dosificar las cosas a su modo, atrapando y reduciendo invariablemente la riqueza de la percepción y de la experiencia.

Pero por favor, no nos engañemos, las cosas a las cuales Carlos Castaneda se refiere en esta cita, tal como las cosas que hablamos son muy concretas. No se trata de alegoría, o de fantasía. Se trata de una percepción concreta de la energía y de experiencias que tienen toda la fuerza de lo que uno puede vivir en el mundo de la materia. Agradecemos cada día a nuestra forma humana, a nuestro cuerpo de sueño y a nuestras viajes chamánicos por permitirnos experimentar todo eso a través de nuestra conscicencia, nuestras sensaciones y de aquí poder traducirlo en el mundo de la materia encarnada.

Cito a menudo a Carlos Castaneda, porque más allá del hecho de que ha sido y sigue siendo muy controvertido, la belleza de las enseñanzas de Don Juan Matus sigue siendo, en mi opinión (y estoy lejos de ser el único en sentirlo o afirmarlo) entre las mejores jamás escritas sobre el viaje y el camino espiritual en un universo poderoso y lleno de misterio. Aunque la brujería descrita por Carlos Castaneda nunca se superpone totalmente al chamanismo, una gran parte de ella le pertenece. Ademas, resalta en sus escritos una belleza lírica y muchas verdades que tan a menudo pueden costar formular cuando se trata de la experiencia espiritual o del camino del chamanismo.

Por lo que lo diferencia del chamanismo, entre otras cosas, la medicina está ausente del camino del guerrero de Castaneda que se centra en el trabajo con la energia y la elevación de su consciencia y percepción. para mantenerlas durante la muerte y pasar más allá de las “emanaciones del Águila”. En cambio en su camino de elevación, el chamán está al servicio de Dios y de los dioses y a partir de este servicio, se pone al servicio de los hombres. Esto es probablemente un poco esquemático y tomaría tiempo matizarlo , pero algo es seguro, el guerrero de Carlos Castaneda no está en el camino del curandero y muy poco orientado a los demás (aparte los aprendices) cuando curar es la primera misión de un chamán.

Para volver a la frase de Castaneda y este diseño de hoy, hay dos cosas que son de suma importancia en el chamanismo. La primera es el trabajo sobre sí mismo. El chamán se centra en el desarrollo de la energía, la intuición, la atención y la percepción y para conseguirlo trabaja en el silencio interior y el chakra del corazón. Se trata de poner de nuevo el corazón en su lugar apropiado, como el centro de percepción y toma de decisiones directa de nuestro ser. La segunda cosa importante se refiere a la relación con los demás en este camino con corazón y tiene también que ver con el hecho de ahorrar energía o no gastarla de modo inútil por decirlo asi.

Los temores de los demás (sus propios miedos, así como aquellos que podríamos tener nosotros mismo de sus juicios), así que la presión de una sociedad establecida en bases malas y desubicadas (competencia, obsesión del dinero, racionalismo excesivo, materialismo estrecho, ….) nunca deben obstaculizar nuestra apertura de mente, de corazón, nuestras percepciones y nuestro camino. Tenemos bastante que trabajar ya en este camino con nuestra propia mente y nuestra propia forma humana (ego) para dejar campo a proyecciones o temores venidos de otros Egos. La verdad y lo digo sin desprecio alguno, en general para los que no están en camino, es difícil de entender de que se trata y es bastante raro que den buenos consejos, especialmente cuando los prodigan desde su “sentido crítico” y su mente. La mente es a la orden en el chamanismo y el trabajo consiste ponerla en su lugar. El corazón, la intuiciòn y la percepción son los centros de decisiones principales.

Otra vez, no es cuestión aquí de culpar a los demás por sus reacciones enfrente del misterio del camino del chamanismo, más a menudo cada uno tiene que trabajar con lo que ha aprendido y con las normas de la sociedad en la que vive. De hecho esta sociedad hace muchos esfuerzos y mantiene una fuerte presión para imprimir en cada uno su propia visión del mundo y sus propios “programas”. Es muy difícil luchar contra eso sin un trabajo regular ya que empieza desde la infancia y luego no se para si uno no decide pararlo con esfuerzos.

Ocurre que la sociedad no solo pasa por la educación o por la televisión y los medios de comunicación para vender y promocionar su visión del mundo y de la realidad, sino también y encima de todo, por todas las personas que han sido programadas con esta visión misma. Pero para aquellos que están en un trabajo de deconstrucción de esta visión estrecha de un mundo limitado al materialismo y orientado al control de los individuos y el consumismo, y que se han puesto en camino para abrirse totalemente a las posibilidades perceptivas del hombre enfrente del universo, liberarse impone la fuerza de quedarse de pie en el camino sin desequilibrarse frente al materialismo, de los miedos inducidos por la sociedad que lo promociona o de cualquier ética social de la acción y de la percepción creada por esta socieda misma

Vivimos en tiempos extraños donde todavía no se ha sacado ninguna conclusión, ni siquiera se han entendido todas las implicaciones de la física cuántica o de las nuevas teorías sobre la vida de ciertas ramas de la biología moderna. Recientes descubrimientos científicos comprueban, observan y empiezan a medir el impacto real de nuestra energía en los demás ( este poder conocido y usado desde tiempos inmemoriales por la sabidurías y medicinas antiguas ) pero como siempre la sociedad se queda atrás, aferrándose a sus “verdades” y su visión del mundo.

Hay hasta dentro de nuestro materialismo, resistencias al cambio y, por supuesto, como siempre muchos frenos corporativos. Se inicia en las universidades donde la retaguardia apreta los frenos para mantener el control sobre un territorio de conocimiento ilusorio ya demostrado falso, continúa en los laboratorios que celebran la promoción de sus recetas químicas como la solución milagro para arreglarlo todo, y sigue asi en muchos otros campos donde los intereses consumistas, económicos y los de control social convergen. Aquí estamos en nuesto bello mundo tecnocrático, donde los políticos se casan con los banqueros, y donde el consumismo a todo precio y el dinero corrumpe todo.

Más allá de la evolución del conocimientos y del consumismo que afrenan la propagación en las mentes de nuevas ideas que podrían redefinir la “realidad” tanto como el campo de la percepción humana y sus límites, el freno más grande queda seguramente en los límites de nuestros cinco sentidos cuando se trata de abrirse y de enfrentarse a percepciones que no estaá a su alcance inmediato sin un poco de trabajo. Estos límites tienen una vida muy dura y eso tiene que ver con que somos hechos de ésta materia misma tan difícil de atraversar, para verla y percibirla por lo que es realmente : energía. El reto desde  tiempos atrás fue siempre el mismo, sobrepasar esta materia que nos parece tan obvia para elevarse más allá de su dureza, y entrar en el mundo de otras percepciones. En este universo de energía, para aquellos que quieren seguir el camino que tiene corazón y el camino espiritual de los videntes y los chamanes, el primer paso, tiene que ser la apertura de la mente y la aceptación del gran misterio de este universo maravilloso más allá de nuestros cinco sentidos.

Gracias por su lectura.

Les deseo un hermoso día, tarde o noche llena de alegría y luz en su lado del mundo.

online-curandero.com
Curacion energetica y chamanica a distancia

Esta entrada fue publicada en Citas Chamanicas, Citas espirituales, El camino del hombre medicina y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario