Incorporar lo material dentro de lo espiritual

citas_chamanismo_spiritualidad_reincarnacion

“Hay una lección en cada grano de arena, pero si no aprendemos, puede ser que tendremos que reencarnar.”

Mahabharata
Citas chamánicas y citas espirituales
La sabiduría y la reencarnación de la India.

Muy buenos días a todos,

Espero que este mensaje los encuentre en alegría y que la luz de la vida les traiga la conciencia de los milagros pequeños y grandes que tienen lugar en cada momento, hasta en cada nueva respiración.

Ha pasado un tiempo desde que he escrito la última vez, pero vamos siguiendo con las sanaciones energéticas, manteniendo nuestra práctica diaria en el camino chamánico. A veces el tiempo parece corto entre las llamadas y las demandas del mundo material y las muchas horas necesarias para mantener la práctica, pero quiero aprovechar este artículo para expresar mi gratitud a las personas que aplican para la curación y las consultas en línea. Gracias a todos  por llegar a nosotros con confianza y fe.

Muy a menudo, en el camino espiritual, cuando estamos en el medio del mundo material y sus limitaciones y no “encerrados” en un monasterio, los desequilibrios pueden venir e interferir en nuestra práctica diaria. No importa lo fuerte que andemos nuestro camino y aun cuando nuestro objetivo es practicar con regularidad y de manera sincera, quedarse en equilibrio en su camino puede llegar a ser un reto, los desequilibrios que llegan debido a algunas llamadas fuertes del mundo material. En general se empieza con pequeñas concesiones y en ocasiones se puede ampliar hasta un punto en que uno se desequilibra hasta caer fuera del camino espiritual.

De hecho, hemos decidido hoy  hacer este artículo para hablar de  la integración de lo material a lo espiritual, que de verdad puede ser un reto en la práctica chamánica tanto como en cualquier camino espiritual. Antes de adelantarse en el tema, la primera cosa que se tiene que recordar en estos momentos, es nunca darse por vencido y siempre tener esperanza y fe. Encontrar un buen equilibrio es siempre posible y en última instancia es una cuestión de detectar los desequilibrios cuando llegan, de organizarse y de tomar las cosas desde un buen ángulo. También tenemos que entender que a medida que seguimos practicando, el camino se convertirá en más grande y el riesgo de caer fuera de él se reduce, así que adelante y con confianza, tiempo para mirar de cerca unas maneras de evitar unas trampas.

En nuestra civilización moderna y occidentale,  estamos acostumbrados a almacenar nuestras diferentes “actividades” en “cajas” separadas o “categorías”, pero esta manera de ver las cosas no es de ayuda cuando llegua el momento de hablar del camino espiritual y su práctica. En un viaje espiritual sincero, siendo, de nuevo, el camino chamánico o cualquier otro camino, todo es sagrado y cada paso tiene que ser hecho en plena conciencia y en total alineamiento con las leyes cósmicas y divinas.

Por lo tanto, no importa qué tan avanzado estamos en nuestro camino, ni cuántos días o horas hemos meditado diariamente, a un paso, es posible que tengamos que enfrentar algo que nos desequilibra en nuestra práctica. Lo interpretamos a menudo como un asalto del mundo material o de los otros, pero en realidad y en todos casos, se trata de nuestra propria reacción o interpretación errónea de algo usado por nuestro ego o nuestra mente  ¿qué vamos a hacer cuando la mente se desliza en los intersticios de nuestra práctica espiritual y trata de coger de nuevo el poder ilusorio que parecía ya han perdido?

Cuando esto sucede, hay que mantenerse en su práctica y nunca olvidar que el camino espiritual es precisamente un acecho que nunca se termina.  Aunque lo hacemos con cuidado y de modo suave, hay que seguir cazando el proceso de la mente y el ego ya que la mayoría de las veces, van a seguir presionando para entretener a la creencia de que somos sólo  este cuerpo material en un mundo material. Y de verdad, es bastante impresionante la cantidad de esfuerzos y estrategias que nuestra mente es capaz de poner para mantener o recuperar el control sobre la situación. Lo hace siempre utilizando sus “armas” imperfectas  que son también su propia ilusión: el dualismo, las limitaciones de los cinco sentidos y al final la “pesadez” y las leyes del mundo de la materia en el que el ego y la mente están siempre atrapados de alguna manera. La buena noticia es que no lo estamos ya que no somos solamente esta mente y este ego.

En estos momentos cuando la mente comienza a apoderarse de nuevo (o por lo menos lo intenta), a menudo nos encontraremos acostado o enlodado en la auto-lástima o tratando de encontrar excusas para justificar nuestra falta de práctica regular. Este comportamiento suele ser una bendición, ya que esas pequeñas tendencias son fáciles de detectar y son siempre la marca inconfundible del ego y de la mente tratando de dar un paso atrás en el camino. Así que vamos a tomar esto como una buena señal de que algo necesita ser resuelto y una muy buena oportunidad de seguir trabajando en nuestro camino.

donkey-and-carrotOtro patrón común que muy a menudo interfiere con la integración del material a lo espiritual es el esquema habitual : “esfuerzo / gratificación” o el patrón de “la zanahoria y el palo”. Estamos tan pronto de caer en este estereotipo que ni siquiera nos damos cuenta a veces. Por eso, hacer que el burro desaparezca para siempre debería de ser una de nuestra primera prioridad.

Hay varios modos de caer en esta trampa. En unos casos, terminamos teniendo en cuenta que la práctica espiritual es una “actividad importante” entre otras para la cual tenemos que crear un “espacio” o un “tiempo” en el mundo material. En el mejor de los casos, probamos de encontrar este espacio/tiempo fuera de estos “espacios “o” tiempos “dedicados al esfuerzo / gratificación. En otros casos peores, consideramos que la práctica tiene que encontrar su espacio en  los “espacios/tiempos , dedicados a los” esfuerzos ” !

Este segundo caso es el más peligroso para mantener una práctica regular de la meditación ya que el mundo material y nuestros sistemas políticos y económicos actuales requieren de nosotros una gran cantidad de energía. Por lo tanto, nos podemos encontrar incapaz de encontrar la motivación y el coraje para practicar regularmente si tenemos en cuenta nuestra práctica espiritual como un “esfuerzo”, que no lo es. Lo he escuchado mil veces gente hacernos la listas de totas las cosas desagradables que tienen que hacer en un dia y que le quitan tiempo para decir que no pueden “encima” de eso meditar quinze minutos”.

Eso es simptomatico de este ultimo caso donde la practica esta considera como algo que se tiene que considerar como una actividad sometida al tiempo del mundo material y estoreado del lado de los esfuerzos. Additionalmente, es un doble error de pensar que la practica es un esfuerzo ya que es un modo de ponerse a esperar “recompensa” de tales “esfuerzo”, y un excelente modo para reducir la practica espiritual a lo que no es. No se trata de conseguir un caramelo en el mundo matérial y todo los argumentos que os van a explicar que la méditacion o la practica espiritual es “buena” para mejorar su concentracion, o bajar su nivel de azucar, tienen que ser olvidados en seguida. No se trata de esfuerzo y tampocco se trata de conseguir premios,

Para volver al primer caso “la práctica espiritual es una “actividad importante” entre otras para la cual tenemos que crear un “espacio” o un “tiempo” en el mundo material”. No es ni un esfuerzo, ni una gratifiacion. Parece una buena actitud preciso que evitamos el modelo “esfuerzo / gratificacion” en el tiempo afuera de esta práctica. De hecho, si hay en un extremo el esfuerzo, el estrés, el trabajo, el tiempo duro y en el otro extremo, la recompensa, el merecido descanso, el tiempo de descanso, etc, y cuando todo esto se hace, el tiempo que queda para la práctica espiritual, el riesgo que no queda mucho tiempo por esta práctica es igual asi que ésta manera de enfocar las cosas parece más inteligente, probablemente al principio, pero al final el resultado puede llegar a ser lo mismo. que toda la cosa material. Es verdad que es un reto integrar lo material en lo espiritual si no escapamos al modelo “esfuerzo / gratificacion” que a veces seguimos sin acordarnos para organizar nuestro tiempo diario.

Para seguir y terminar con este patrón trampa, con la práctica regular, podemos abrir una tercera vía y empezar a considerar que nuestra práctica espiritual está totalmente integrada en el tiempo “relajante” o el tiempo de “gratificación”. Eso probablemente hace su práctica más fácil al principio, tambien uno practica más feliz de este modo, pero una vez más como vamos a pasar adelante y romper el esquema que consiste en la incorporación de lo espiritual como una parte de nuestra actividad material? En realidad tendría que ser exactamente lo contrario. Somos seres espirituales en un universo espiritual. Venimos a encarnar en la materia para vivir una experiencia espiritual. Nuestra práctica espiritual es el corazón o la fuente de algo que se expande a partir de este punto en todos los aspectos de nuestra vida y que escapará totalmente el esquema de “esfuerzo / gratificación”.

Una buena manera de evitar la trampa del modelo de la zanahoria y del palo, es hacer de nuestra práctica espiritual una “disciplina” diaria, o un “uso” diario, ni una gratificación, ni un esfuerzo, algo que hacemos a fuera de todos los modelos. El maestro zen Taisen Deshimaru decía a menudo : ” la práctica de zazen (la meditación sentado) se debe realizar inconscientemente, naturalmente, automáticamente.” Casi es el cuerpo que lo pide a un punto. Por esta razón, es extremadamente importante practicar diaramente, por breve que sea,  y a partir de este “punto” o de este espacio/tiempo”,  dejar que la espiritualidad irradie en toda nuestra vida hasta que incluya la dimensión material y cualquier otro momento de nuestra vida. Y luego de eso, sin esperar nada en especial, otra cosa muy importante es encontrar  alegría en la práctica. Tiene que haber algo alegre en toda práctica espiritual y claro, esto no significa una falta de profundidad. Es una paradoja para meditarlo, se puede solucionar mediante la práctica y por la apertura del corazón. Ya verá que la alegría que le entra viene de mucho mas allá que su ego o su mente.

Para resumir, una cosa es cierta, el camino de elevación de la conciencia no puede ser pavimentado con auto-lástima y excusas que vienen del mundo de la materia, tampoco de esto tiempo lineal e ilusorio que nos parece faltar tan a menudo; todas estas cosas de las cuales nuestra mente es tan aficionada. Siempre hay tiempo para practicar cuando el camino espiritual se coloca en las esferas más altas de su vida y sólo la perseverancia y la constancia pueden permitir que tomemos la plena medida de su importancia.

En momentos de gran despertar en un trance chamánico o en una meditacion profunda, sentado en el centro de nuestro cuerpo/mente con el corazón abierto, la respiración profunda y tranquila, ninguna duda puede permanecer en la importancia de este camino: esta luz que  irradia al centro de nuestro ser, este espejo en el que todo el universo se refleja, esta toma de conciencia del propio Dharma y del divino, dentro de nosotros, mucho más allá de este ego y de este cuerpo de carne, más allá del tiempo y de la materia, no deja lugar a dudas. Y en esos momentos de gracia y humildad, más allá de los cinco sentidos, quedandonos en el medio de los misterios del universo no lineal, experimentamos la eternidad. Como podrian entrar cualquier duda? Como podremos dejar nuestra mente y ego encerrar todo eso en sus ilusiones fragiles? Hemos venido aquí para encarnarnos, y para juntarnos a la conciencia divina infinita y eterna. Hemos venido para verla y dejarla fluir dentro de nosotros, y con lo que aprendemos y vivimos, hemos venido a crecerla.

Es nuestra responsabilidad más grande, esta es la más hermosa y profunda de las experiencias, un lugar donde desaparecen las preguntas  o cualquier  dificultad, dejando solo en nosotros una paz infinita al sentir la energía cósmica eterna, la madre de toda consciencia y nuestra mente podrá tratar de resistir con sus ilusiones duales y toda la fortaleza de sus debilidades, un guerrero de la luz nunca se rendirá a ella.

Que tengan un día bello en la consciencia de los milagros de este mundo.
online-curandero.com
Curación chamánica y energética, curación a distancia.

Esta entrada fue publicada en Citas Chamanicas, Citas espirituales, El camino del hombre medicina y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario