Trance y viaje chamánico

Trance  y viaje chamánico

Trance y viaje chamánico

 Al igual que en el trance hipnótico, hay varios grados de trance durante el viaje chamánico. De hecho, tenemos a veces en mente una cierta forma de ” dramatización ” cuando pensamos en curanderos o chamanes entrando en trance “profundo” mostrados en algunos documentales sobre las culturas tradicionales. La dimensión colectiva , pero también la danza y tambores usados ​​a menudo para llevar a esos estados impresionantes, podrían inducir a la plena participación del cuerpo y del ser en estos casos. Una cosa es segura, la imágen de un chamán que se muestra como ” poseído ” por algo que está fuera de su control y que lo deja totalmente desorientado después de la ceremonia, sigue siendo muy fuerte en nuestra imaginación.

Aunque no tengo ninguna duda acerca de la profundidad de tal trance chamánico, afortunadamente para mis pacientes y en mi caso, mis peregrinaciones chamánicas nunca van por ésta vía , ni me llevan a estados donde pierdo el control. Eso no quiere decir que no sean profundas, pero, es un hecho que nunca he experimentado este tipo de trance. La expresión de mi gratitud a todos los seres, elementos, espíritus y otras cosas en el universo en las cuatro direcciones suele ser suficiente para permitir que me concentre y me siento ” centrado ” al principio de una sesión chamánica . También uso a menudo los cantos de gratitud y sus notas para ir más profundo, pero en general, mis trances quedan bastante tranquilos y su raíz se aferra más en el silencio de mis meditaciones y en el agradecimiento, asi que me dejan totalmente consciente de lo que está pasando. Sólo me siento “alineado” con mi ser interior y alma, viendo, experimentando o sintiendo cosas que no ocurren en el curso habitual de mi día. Diciendo eso, me refiero a esos momentos “usuales ” donde mis ojos , mis sentidos y mi mente son los que me orienten en el mundo material y la vida.

Realmente, tampoco puedo decir o pretender que me siento alguien diferente en el sentido que algo o alguien desde fuera entraria en mi ser para ” poseerlo” y por cierto, eso es muy bueno porque creo que eso me podría asustar de verdad! Ok estoy bromeando… Sé que algunos chamanes viven y cuentan tales experiencias, pero ese no es mi caso. Otra cosa que podría pretender cada vez menos es que lo que esta en control en esos momentos chamánicos se sienta totalmente extraño para mí. Con el tiempo, me acuerdo que estoy desarrollando una relación más y más estrecha y una familiaridad verdadera con este ” chamán interno” . La consistencia y coherencia en las elecciónes de mi vida (trabajo, relaciones , ocupaciones ) y el mantenimiento de una cierta salud espiritual , sin duda me ayudan a sentirme más y más en consonancia con este chamán interno, pero de todos modos, incluso desde mis primeros trances chamánicos, nunca he sentido ninguna presencia extraña “entrar” en mi ser desde fuera, sino más bien una parte de mí que siempre había estado allí, dormida, que estaba despertando ; esta parte de mi ser sabiendo cosas que yo no conocía, llevando a cabo acciones con una seguridad total y poseyendo en él un conocimiento que no podia venir de cualquier cosa relacionada con mi propia memoria ordinaria e historia personal. Un ser que tiene soluciones y respuestas a los problemas que se está tratando sin tener que buscar en su razonamiento para llegar al punto.

Por lo general, cuando estoy terminando una sesión de sanación chamánica o una sesión de meditación , lo primero que hago es que abro una hoja de texto en mi ordenador y tomo nota de todo lo que acaba de suceder. En general , me vienen recuerdos e informaciones muy claras. Si espero un día o dos, puede ser un poco mas complicado recordar todos los detalles de mis trances chamánicos y de éstas incursiones, pero no más que cualquier otra situación de vida que intentaría recordar en sus detalles después de un cierto tiempo. Esta práctica de escribir y tomar notas inmediatamente después de la “experiencia” me fue sugerida muy temprano en el camino chamánico por mi guía maya. Aplicando y siguiendo sus consejos , me he dado cuenta de dos cosas importantes :

Por un lado, la información que traigo de vuelta de mis viajes chamánicos es altamente consistente y coherente . Puede ser que veo pacientes en curación a distancia o que encuentro seres o energias más espirituales, puede ser que recibo enseñanzas , consejos , que mis guías me vayan contando antiguos cuentos indios, o que me encuentro en situaciones especiales, los mundos sutiles y todo lo que tiene lugar durante mis trances chamánicos y el viaje es muy preciso y estructurado. El hecho de escribir sistemáticamente estas experiencias después de cada sesión me llevó a descubrirlo. No es sólo que la memoria es volátil , también es que la mente es pronta para verter toda una niebla difusa en toda la experiencia que pronto podría dejar la impresión de que todo esto era un sueño y sin sustancia .

Lo más gracioso de la mente es que puede hacerle creer que todo esto era un sueño , incluso después de haber sanado en un caso fuerte de curación energética y luego de haber recibido una confirmación fuerte de la eficacia de su trabajo. Es como si de alguna manera y en cierto modo la mente haría muchos esfuerzos para llegar a que uno considera el trance y el viaje chamánico como pequeñas peregrinaciones o “fugas” sin importancia y sin consistencia. En realidad, cuanto más se practique, menos su mente gobernará su viaje chamánico como paréntesis aislados de diversión y locura. La práctica chamánica diaria es la clave, pero por favor si usted es nuevo en el camino chamánico, no se deja engañar por su mente y tome nota de absolutamente todo lo que ocurre en estos estados. Es una cosa sencilla que va a agradecer a lo largo del camino.

La segunda cosa importante que me he dado cuenta al escribir mis experiencias chamánicas y relatos de trance, es que hay una forma de distorsión de tiempo que se produce en muchos casos y, eso, en dos niveles diferentes : por un lado, puedo pasar dos horas sentado en curación o en meditación sin darme cuenta en absoluto de que todo este tiempo ha pasado y no es raro que al terminar la sesión me quedo muy sorprendido al ver la hora. Por otro lado, durante una o dos horas de trance chamánico, tengo la oportunidad de vivir experiencias muy intensas que me sorprenden por su riqueza y densidad. Haciendo este esfuerzo de escritura y de recuerdo, a menudo me encuentro en frente de páginas enteras de contenidos y notas detallados.

Es muy probable que no haya regla o ley y por cierto cada individuo experimenta su propio trance chamánico a su manera , pero lo cierto es que la toma de notas, el dibujo, o todas formas de expresión que puede elegir para relatar y transcribir sus experiencias chamánicas, son de gran importancia para comprender el hilo de la realidad que conecta todas sus experiencias y para vislumbrar la consistencia y los niveles de los diferentes mundos que su trance chamánico le permitirá visitar.

Gracias por su lectura . Le deseamos un día lleno de felicidad y alegría!

Fred
Acerca de transe chamánico
www.online-curandero.com

Esta entrada fue publicada en El camino del hombre medicina y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Trance y viaje chamánico

  1. Mujer Chamán dijo:

    Muy profundo y puntual. Sumamente interesante, con ello se puede saber más sobre los trances.
    Gracias, Ajq’ij

Deja un comentario